jueves, 31 de diciembre de 2015

Nochevieja

Imagen de christmas, light, and christmas treeMas que el final de algo, esta noche es el principio de una nueva etapa. Una etapa llena de aventuras, de éxito, felicidad y amor. Un año que nos regala un día más para cumplir todos los sueños que nos propongamos. Solo tenemos que luchar por ellos.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Falsa apariencia

Imagen de wolf and little red riding hoodPero tras una sonrisa arrogante, puede esconderse un alma rota sin esperanza.
Tras una apariencia perfecta, un corazón necesitado y confundido.
Y, a veces, no queda más remedio que romper con todo, dejarse llevar y arriesgarse a cruzar todos los límites posibles.
-Completamente a salvo, le dijo el lobo a Caperucita antes de comérsela-.

martes, 29 de diciembre de 2015

Escribir

Cuídate de los que saben escribir, pues tienen el poder de enamorarte sin siquiera tocarte.

Imagen de book, vintage, and writing

lunes, 28 de diciembre de 2015

Recuerdos y regalos

Imagen de christmas, present, and winter
Hay cosas que es imposible describir con palabras. Y una de ellas es el día de hoy, que ha sido pura magia.

domingo, 27 de diciembre de 2015

sábado, 26 de diciembre de 2015

Vale más que el oro

christmasfamilyHay cosas que no se pueden comprar ni teniendo todo el dinero del mundo. Porque los momentos que pasamos con las personas que queremos, esas risas y esas conversaciones... valen más que todo el oro del mundo.

friends

viernes, 25 de diciembre de 2015

Navidad

El cielo todavía estaba oscuro, pero en pocas horas amanecería. Permanecí acurrucada entre sus brazos, sintiéndome mejor. Las imágenes de esta mismo noche se seguían sucediendo en mi cabeza y una feliz sonrisa se dibujó en mis labios. Dirigí mi mirada hacia él y acaricié sus cabellos mientras dormía.
-Feliz Navidad...
Susurré segundos antes de besarlo con suavidad y fundir nuestros cuerpos en un cálido abrazo.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Nochebuena

La luz de las velas iluminaba todo su rostro, pero aún más sus ojos, que ya brillaban de por sí con ilusión. Estaba tan hermosa esa noche que era imposible apartar la mirada de ella. Alargué mi mano por la mesa y agarré la suya, apretándola de forma suave y haciendo que me mirase. Ella sonrió de inmediato al dar con mi sonrisa.
-Eres lo mejor que me ha pasado nunca.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Mi más hermosa casualidad

A pesar de que ya era Navidad, a la chica no se la veía especialmente ilusionada. Iba por las frías calles, con la mirada clavada en el suelo, ignorando todo a su alrededor. Pero al parecer no debía ser la única cuando acabó chocándose con alguien.
-Joder.
Maldijo en voz baja, dando un par de pasos hacia atrás. Cuando alzó la mirada se encontró con un chico, bastante apuesto además, que la miraba con cierto interés.
Debía tener más o menos su edad, pero aunque a ella le gustasen más mayores, no quiso resistirse a sus encantos.
-Lo siento, supongo.
Se disculpó ella, o al menos lo intentó.
-No te disculpes, yo no iba mirando por donde caminaba.
La chica ladeó la cabeza con aire coqueto y dibujó una pequeña sonrisa. Una sonrisa divertida ante la mirada que él le echó.
-¿En estos casos cada uno se va por su lado o tenemos que presentarnos?
Preguntó, tratando de hacerse la graciosilla.
-Pues supongo que cada uno tendría que irse por su lado, señorita.
Rió el joven, que se veía deslumbrado por la chica.
-Aunque no me importaría presentarme y, sobretodo, saber tu nombre.
La rubia sonrió una vez más. Se enderezó y comenzó a caminar pasando por su lado, pero terminó por detenerse y girarse hacia él.
-Mm.....si me invitas a un chocolate caliente puede que te diga mi nombre.
-Supongo que será divertido... -contestó, avanzando hacia ella-. Será un placer invitarla a un chocolate, señorita.
-Perfecto.
Y como si lo conociera de toda la vida, la joven se enganchó a su brazo y juntos se perdieron entre la multitud.

Imagen de love, couple, and rain

martes, 22 de diciembre de 2015

Compras de Navidad

Los días de compras nunca han sido santo de mi devoción, pero debo admitir que una vez llega la Navidad, lo veo todo diferente. Y lo que me parecía un suplicio, ahora se convierte en un momento mágico y muy importante.
Mientras camino por las calles pienso en la ilusión que brillará en tus ojos cuando el día dé Navidad te de aquel regalo que tanto anhelabas.
Yo no esperaré nada a cambio, solo tus labios sobre los míos y el calor de tus brazos al envolverme.

domingo, 20 de diciembre de 2015

Somos uno

Entrelazas tus dedos con los míos, mientras nos fundimos en el calor del otro. Me acurruco en tu pecho y tu me arropas con nuestra mano, apoyando tu cabeza en la mía, que a su vez se apoya en tu hombro.
Somos uno.
Y aunque miré la televisión, realmente no veo nada. No me entero de esa película que tantas veces han puesto, ni siquiera llevo a mis labios la taza de chocolate que con amor me has preparado.
Porque ahora solo soy capaz de guardar silencio, relajarme, y sentir los latidos de tu corazón junto a los míos.
Somos uno.


viernes, 18 de diciembre de 2015

Lovely family

Siempre he sido una persona solitaria. Me he sentido cómoda cuando he estado sola y siempre me ha agobiado pasar demasiado tiempo con las personas, incluso si son mis amigos o mi familia. Sin embargo, en días como hoy, me siento afortunada por tener tanta gente buena y que me quiere a mi alrededor.

Gracias.

jueves, 17 de diciembre de 2015

Vacaciones de Navidad ❄

Los últimos minutos de clase me los pasé mirando el reloj continuamente. Mis ojos iban de la pizarra a mi muñeca y viceversa. Ni siquiera era capaz de escuchar lo que el profesor estaba diciendo en esos momentos, porque en mi mente la palabra "vacaciones" se repetía continuamente.

3, 2, 1...
Sonó la sirena.

Me levanté corriendo de mi asiento, recogí todas mis cosas de forma apresurada y salí lo más rápido posible del aula, precipitándome hacia la salida al igual que el resto de alumnos del instituto. 
Cuando al fin conseguí salir, corrí como nunca, mirando hacia todos los lados en busca de mi mayor tesoro.
Por fin mis ojos y los suyos se encontraron, y como si fuera la última vez, me lancé a sus brazos y me fundí con él entre risas y besos.


miércoles, 16 de diciembre de 2015

Juntos en el cine


Meto la mano en nuestro paquete de palomitas y mostrando una sonrisa traviesa me las llevo a la boca.
-No te gagas ilusiones, eh -te digo con tono juguetón-. Yo he venido aquí a ver la peli.
Tú me miras de reojos y me devuelves una sonrisa igual que la mía.
-Tranquila, yo también.
Y acto seguido posas tu mano en mi muslo, acariciándolo mientras continuas sonriendo.
-¡Eh! -me quejo, mientras golpeo suavemente tu mano y me río.
Entonces tu mano se aferra a mi muslo y en medio de la oscuridad de la sala te lanzas sobre mí y me robas un beso.
-Ojalá tu risa no se apague nunca... -susurra contra mis labios, y en ese momento siento mi corazón derretirse.

martes, 15 de diciembre de 2015

Te veo

Te veo en las flores de nuestro jardín, en el canto de los pájaros. Te veo en la luz del sol y en la magia de nuestro árbol de Navidad.
Te veo en los recuerdos del ayer, en la sonrisa de nuestros hijos y en mi vientre hinchado de amor.
Te veo en todas partes y a la vez en ninguna cuando te vas y me dejas sola, mientras espero impaciente tu regreso.
Y como cada noche vuelves a mí, a nuestro hogar.
-Te he echado de menos.
Susurro en tu cuello, tras lanzarme a tu brazos y caernos al suelo.


lunes, 14 de diciembre de 2015

A tan solo diez días de Nochebuena

La Navidad parece su época favorita, porque cuando las calles se iluminan, en sus labios se dibuja una sonrisa. Y aunque ya es todo un hombre, a veces veo al niño que fue.
Mi corazón se derrite, mientras compramos los adornos para la casa. Me acerco a él, tomo su mano y sus ojos encuentran los míos.
-Eres adorable.
Solté, y de repente me sentí muy tonta, pero en ese momento no me importaba. Porque ahí estaba de nuevo sonrisa. 
-No más de lo que tú lo eres.
Y sin darme tiempo a contestar, fundió sus labios con los míos y me perdí. 
Me perdí en la calidez de su abrazo.

domingo, 13 de diciembre de 2015

Como el mar...


Marina era cambiante, como el mar.
Salvaje y brava. A veces fría, de ese frío que a veces quema y la hace ardiente, pero muy, muy profunda.
Su calma era arrolladora, sobretodo cuando se pasaba las tardes en silencio, contemplando el rugir de las olas.
Porque cuanto más callaba, más arremolinados estaban sus sentimientos.
Marina era única e impredecible.
Marina era como el mar.

sábado, 12 de diciembre de 2015

viernes, 11 de diciembre de 2015

Los fuertes también se derrumban

Harta de ser la tirita, el pañuelo de lágrimas, la mano que levanta y el hombro en el que apoyarse.
¿Qué pasa cuando es el fuerte el que se derrumba?


jueves, 10 de diciembre de 2015

Estrellas

Esta noche me he asomado a la ventana para mirar las estrellas.
No había ni una.
Parece que uno tiene que alejarse de la luz para poder contemplarlas...

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Nunca más sola...

Mira a través de la ventana, sin ver nada.
Su mirada gris, como la de aquellas nubes que se acercan en el cielo.
Parece que va a llover. Y sus ojos también.
Parpadea un par de veces para contener las lágrimas y aleja la mirada del cristal.
Posa su mano en su abultado vientre y deja escapar un suspiro, seguido de una sonrisa melancólica, pero también de esperanza.
Dentro de poco jamás volverá a estar sola.

martes, 8 de diciembre de 2015

El árbol de Navidad



La ilusión en sus ojos era tanta que cuando me ofreció la estrella lo rechacé con un leve movimiento de cabeza.
-Ponla tú.
Dije sonriéndole. Al instante me aparté y le dejé espacio para que la colocara en nuestro árbol. Sabía la ilusión que le hacía, y como el árbol era un regalo para ella, el honor de colocar la estrella debía ser suyo.
Sus ojos brillaban mientras se tomaba su tiempo. Estaba tan emocionada que hasta se la veía nerviosa, y eso agrandó mi sonrisa.
Finalmente, disfrutando del momento, colocó la estrella. Se retiró, y abrazada a mí la contempló, con la magia en su mirada.
-Me encanta nuestro árbol de Navidad.
Me dijo, llena de felicidad. Una felicidad que nos embriagaba a ambos.
-Hoy comienzan nuestras primeras navidades juntos.
Murmuré, y acto seguido besé su frente con dulzura, notando como la chica de mis sueños se derretía entre mis brazos.




lunes, 7 de diciembre de 2015

Como un puzzle

Como un puzzle que no encaja en ninguna parte. Porque mi naturaleza es de una manera y no voy a cambiar para amoldarme a los gustos y preferencias de nadie.
Quien te quiera te aceptará como eres.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Algún día no estará

Algún día más de uno echará de menos lo que tenía en el pasado. Y cuando intente retroceder, se dará cuenta de que la vida es avanzar.
Que lo que tenía en el pasado ya no sigue estando donde lo dejó. 
Porque también ha avanzado, aunque en otra dirección.
Y que ya no forma parte de su presente. Y puede que tal vez, y sólo tal vez, vuelvan a encontrarse en el futuro.
Pero ya nada volverá a ser como era entonces.



sábado, 5 de diciembre de 2015

Todo es pasajero

No sé, pero yo no soy de obsesionarme con las cosas de forma intensa pero fugaz.
Todo es pasajero.
Lo que hoy nos apasiona mañana estará en el baúl de los recuerdos.
Pero la gente es feliz en ese estado de euforia efímera.
A lo mejor nos obsesionamos tanto que nos olvidamos de lo que realmente merece la pena.

viernes, 4 de diciembre de 2015

No somos de piedra

 A veces, aquellos que muestran sus lágrimas, son tratados como si fueran de cristal.
Y a los fuertes les tiramos piedras, una tras otra. Pensando que no se rompen. Que no se hunden. Que no sangran. Que no les duele. Que no sienten...
Que no viven.
Es injusto que alguien tenga que llorar para que lo traten como al oro más preciado.
   

jueves, 3 de diciembre de 2015

miércoles, 2 de diciembre de 2015

La estrella de la mañana I


Camina solitaria por la playa. Es de noche, pero no importa. En la oscuridad se siente protegida.

Suspira, y frunce el ceño, molesta. Enfadada. Harta, aburrida. Triste y sola. Su expresión se relaja y da lugar a un vacío en sus ojos, que ya no brillan.
Su pelo, ahora suelto, oculta las lágrimas que han comenzado a caer.
Nadie la vería nunca. Nadie puede ver una estrella cuando sale el sol.

martes, 1 de diciembre de 2015

Back to December



BACK TO DECEMBER




Hace días que las luces de Navidad iluminan la ciudad.
Me asomo a la ventana y todo es luz y color. Risas e ilusión.
Te noto tras mi espalda, y firme me abrazas mientras caigo presa de tu embrujo y me derrito entre tus brazos.
Nuestras miradas, aún sin cruzarse, viajan juntas por el horizonte, embriagándonos del ambiente navideño que se respira desde finales del mes pasado. Solo que ahora es distinto.
Es la magia de Diciembre.
-Voy a comprarte el mejor árbol de Navidad.
Me susurras al oído, sacándome una sonrisa.
-Lo sé.
Y sin darte tiempo a decir nada más, me giro y te beso mientras nos fundimos en un cálido abrazo.

Te quiero.