viernes, 14 de abril de 2017

Titanic ♡


Un día de Abril como hoy tenía lugar la historia de amor más taquillera de la historia ocurrida en el barco de los sueños. Creo que ya sabemos todos qué fue del Titanic y porqué esta historia es tan preciosa y triste a partes iguales. 

El romance entre nuestros protagonistas fue ficción, pero todos los espectadores lo vivimos como si fuera real. Tanto Jack como Rose son personajes carismáticos. 

La historia comienza cuando tras ganar una apuesta Jack consigue un billete para el trasatlántico más famoso del momento. 
Por su parte Rose embarca junto a su madre y su prometido, con quien debe casarse para reforzar su estatus social, ya que tras la muerte de su padre este les dejó un montón de deudas escondidas tras un buen apellido.

Rose es elegante pero salvaje. Por eso no soporta la vida que su madre quiere para ella. Una vida llena de normas y códigos sociales que no la dejan ser ella misma, lo que la lleva a querer acabar con su vida una noche. 
Por otro lado Jack pese a todo lo vivido mantiene vivo dentro de él un espíritu de niño travieso con gran corazón. Ya había puesto sus ojos en la inalcanzable pelirroja por lo que tras verla querer precipitarse sobre las aguas heladas del mar trata de detenerla. 
Y es así como da comienzo a una curiosa amistad que desemboca en uno de los romances más intensos y trágicos de la historia. 

¿Quién no ha visto Titanic a estas alturas? Os sorprenderá saber que yo no la vi hasta el año 2009. Más de diez años después de su estreno. Así que esta entrada va para los despistados o para los enamorados que quieren fangirlear conmigo.

Para mí Titanic es mucho más que una historia de amor donde el drama y la acción se entremezclan al final. Es la historia de dos personas que por azar o por destino se conocen y acaban conectando de una manera fascinante.
Rose se siente atrapada por el mundo que la rodea. Su apellido es una carga que la mantiene en una cárcel de oro, pero Jack será sus alas y la alentará a luchar por la vida que ella anhela tener y hacer sus sueños realidad.

Un romance tan fugaz como intenso que deja una huella enorme en nuestros corazones. Una historia que no aburre ni decae y que transmite magia en cada momento. Y a pesar de su larga duración (casi 4 horas, ¡madre mía!) deseas que el romance entre Jack y Rose nunca llegue a su fin.

La inmensa mayoría conoceréis la historia, soy consciente de ello, pero desde que la vi el otro día en la tele no he parado de fangirlear y necesitaba hacer esta entrada.


Decidme si os gusta esta película tanto como a mí y contadme que historias de amor os han llegado al corazón. 
Nos vemos en el próximo post.

¡Besos! ❤